Una de las fechas más importantes del año, en muchos países, es la celebración de la Navidad. Además de ser una ocasión en la que se festeja el nacimiento del niño Jesús, es una oportunidad que miles de familias aprovechan para reunirse con los suyos. También muchas personas ven en esta fecha el momento perfecto para la reconciliación y el perdón.






Y a pesar de que esta celebración no tiene el propósito de ser una fiesta donde los regalos son el centro de atención, estos se han convertido en parte de la festividad. Muchos padres compran un regalo para sus hijos con la ilusión de sacar una sonrisa a sus retoños. Muchos hijos compran un regalo a sus padres con la satisfacción de devolver un poco de todo el sacrificio y cariño que ellos siempre les han brindado. Un presente es la demostración material del afecto que tenemos hacia una persona. Es decirle “te quiero”, “te aprecio”, “eres importante”, “quiero hacerte feliz”. Y no hace falta que el presente sea costoso. Un objeto hecho con nuestras manos a veces tiene mucho más valor que cualquier otro objeto lujoso.

La clave para dar con el regalo perfecto es tener en mente los gustos, preferencias, necesidades de la otra persona. Por ejemplo, si sabes que tu mamá siempre tiene problemas con ese televisor de antaño y que muchas veces no ha podido disfrutar de sus programas televisivos favoritos por las fallas técnicas del aparato, esta Navidad podría ser la ocasión ideal para regalarle un televisor nuevo. Ella se sorprenderá y apreciará sobremanera este obsequio. Y no porque sea un regalo costoso, sino por el hecho de que ya no volverá a perderse ninguno de sus programas y se sentirá feliz.





Si aún no sabes qué regalar en esta Navidad, a continuación, te daremos algunas ideas de regalos perfectos para esta celebración.

  • Boleto hacia la felicidad. Si a la persona que piensas darle una sorpresa le encantan los viajes, no puedes dejar de darle su posible viaje de sus sueños. Si está dentro de tus posibilidades económicas, cómprale ese boleto o pasaje de avión que le hará disfrutar una experiencia inolvidable. Un consejo: si compras con antelación el boleto al destino elegido es muy probable que puedas encontrar alguna oferta o rebaja.

- Boleto hacia la felicidad.

  • Viaje a través de las palabras. ¿Qué mejor viaje que un buen libro? Además de ser un regalo relativamente económico, un libro es el obsequio perfecto que cualquier amante de la lectura agradecerá. Regalar un libro no tiene pierde y más en estas fechas en las que la gente tiene más tiempo libre. Un consejo: si quieres regalarle el libro perfecto a tu amigo lector voraz, asegúrate de que no lo tenga en sus estanterías. Revisa sus redes sociales o averigua con sus familiares si tiene el libro que has pensado en obsequiarle.

- Viaje a través de las palabras.

  • Experiencia a través del paladar. Este es el regalo indicado para aquella persona que le encanta comer y aprecia mucho los momentos en la mesa. Puedes reservar una mesa en el restaurante favorita de esa persona. También podrías mandar a preparar su plato favorito o todo un menú especial para la ocasión. Otra opción es hacerlo con tus propias manos. Si confías en tus habilidades culinarias, podrías embarcarte en la tarea de cocinar el plato de su preferencia. Como dice la frase: “barriga llena, corazón contento”.

- Experiencia a través del paladar.

  • Objetos importantes. Con frecuencia aprovechamos esta festividad para obsequiar el objeto que tanto ha pedido esa persona. Ese objeto que no le salvará la vida pero sí le dará muchos momentos felices. Por ejemplo, esa bicicleta que tu hijo o hija tanto desea. Esos zapatos confortables para los pies cansados de tu cónyuge. O esa cámara fotográfica para tu hermano o hermana amante de la fotografía. Un objeto importante también puede ser un disco de música, un perfume o una caja de chocolates. Puede ser cualquier objeto que sabes que hará muy feliz a esa persona porque fue comprado pensado en ella.

Objetos importantes.

Por último, el regalo ideal para esta Navidad también podría ser estar presente. Estar al lado esa noche a la mesa junto a tus seres queridos. Viajar a tu ciudad natal para estar con tus padres y o hermanos y compartir así minutos valiosos en familia. Ese gesto podría quizá ser el regalo más importante que puedas dar a las personas que amas y será aquel que perdure siempre en sus memorias.

 

 

 

Suscribete y recibe Información de este Portal Web